Blogia
Refrigeracion En Alimentos

Armario De Refrigeración

Armario De Refrigeración

Aunque existe la creencia de que los armarios de refrigeración funcionan de la misma forma que los refrigeradores domésticos, estas unidades de enfriamiento funcionan en maneras muy diferentes. Los refrigeradores usan el aire frío, que se genera por el congelador, para mantener la sección de refrigeración fría. Los armarios de refrigeración generan el aire frío, mediante ventiladores y un condensador que rota el aire para mantener las condiciones de temperatura. De este modo,  la tecnología en un armario de refrigeración es más similar a la forma en que trabaja un sistema de aire acondicionado.

La unidad condensadora y el termostato.

La temperatura, al interior de un armario de refrigeración, es controlada por el termostato. Cuando la temperatura comienza a subir, por encima de lo que se requiere, el termostato da una señal y la unidad condensadora se enciende y comienza un nuevo ciclo de enfriado.  Los ventiladores en la unidad halan el aire hacia dentro del armario y por encima de los espirales del condensador. El refrigerante, localizado dentro de los espirales, remueve el calor del aire a medida que éste pasa por encima de ellos.

El aire enfriado, luego sale de la parte trasera de la unidad y es un poco más frío que cuando había ingresado. Este proceso continúa hasta que la temperatura del aire es igual a la del termostato o menor que ella. El refrigerante, en los espirales del condensador, es bombeado de forma constante durante el ciclo de enfriamiento, esto asegura que el refrigerante no se calentará de más, antes de enfriarse de nuevo.

Existe otro ciclo que se asegura de que el condensador no se congele y de que no termine cubierto de hielo o escarcha. Si la temperatura baja mucho (generalmente alrededor de los 35º F), los ventiladores se prenden de nuevo, pero sin que el refrigerante circule por los espirales.  Esto hace que los espirales del condensador se calienten y la temperatura comience a subir. El ciclo de descongelación se detendrá cuando la temperatura, dentro del armario, retorne a su rango apropiado.
Aislamiento.

Un factor importante, en un armario de refrigeración efectivo, es su aislamiento. Los armarios estándares tienen entre 2 y 4 pulgadas de material aislante, dentro de sus paredes, además de  goma especial en puertas para evitar fugas de frío o entradas de calor. Contar con un sistema totalmente aislado es fundamental, para que un armario funcione de forma adecuada. De otra forma, el paso de aire caliente, de afuera hacia adentro, puede afectar las condiciones de los productos refrigerados y hacer que el sistema trabaje más de la cuenta, produciendo un gasto innecesario de energía.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres