Blogia
Refrigeracion En Alimentos

Transporte Y Almacenaje En Frío

Transporte Y Almacenaje En Frío

Un cuarto frigorífico es una gran nevera, con la capacidad de almacenar un gran volumen de productos que van desde la comida, hasta productos de la industria farmacéutica. Consecuentemente, este tipo de sistema de almacenamiento es usado en centros de salud, tiendas y supermercados, mataderos, hoteles y en general en cualquier lugar donde se necesite guardar productos, a temperaturas inferiores a los 0° C.

Las dimensiones de un cuarto frigorífico dependen de las necesidades de cada negocio, por ejemplo, si se trata con alimentos  éstos entran y salen con mucha rapidez, por lo que un cuarto de 4 metros cuadrados puede ser la mejor solución.

Un cuarto frío es muy parecido a una nevera doméstica en muchos aspectos, además, está fabricado con acero inoxidable, excepto los modelos usados para el almacenaje de flores, en los que por lo general se usa acero galvanizado.

Un gran número de cuartos frigoríficos, cuenta con una división, la cual permite tener un espació para la refrigeración y uno para la congelación. Esta división es importante con el fin de evitar que el aire se disuelva. También es importante hacer una separación manual de productos y no almacenar ítems de diferentes cualidades. Esto en muy importante en especial cuando de trata con alimentos, en este caso no se debe almacenar productos químicos con la comida, puesto que habría un alto riesgo de contaminación. Por otro lado, al almacenar productos diferentes, también se compromete el funcionamiento del cuarto frío.

Cuando se almacenan productos en frío se limita la capacidad con que los microorganismos de reproducen. De hecho, cuando se aplica una congelación rápida un gran porcentaje de estos microorganismos es eliminado. Aparte del almacenaje en frío, también se debe contar con medios de transporte que permitan seguir suministrando la temperatura, que los alimentos necesitan. El transporte en frío es también importante ya que muchos alimentos deben viajar por muchos kilómetros para llegar al consumidor.

Para transportar alimentos perecederos, los vehículos que se usen deben poder mantener la temperatura, que el producto necesite y de manera estable. Es decir, se deben evitar oscilaciones de temperaturas, que puedan comprometer la calidad del producto. Además, se debe tratar de transportar el producto en el menor tiempo posible y almacenarlo en un empaque indicado.

El almacenaje y transporte en frío son pasos vitales para la conservación de los alimentos y para la preservación de la cadena de frío. La cadena de frío establece que los alimentos, fácilmente corruptibles, deben estar bajo refrigeración inmediatamente después de ser producidos y hasta antes de ser consumidos.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres