Blogia
Refrigeracion En Alimentos

Almacenaje De Productos En Frío

Almacenaje De Productos En Frío

Preservar la cadena de frío en fundamental para el almacenaje de productos que, dadas sus cualidades, necesiten de una temperatura inferior a los cero grados centígrados. Para lograr dicho objetivo se deben seguir ciertas recomendaciones. 

Cada producto que necesite almacenaje en frío es diferente de los demás y por ello, tendrá cuidados únicos dependiendo de sus cualidades. En el caso de las frutas, el tiempo que necesiten ser refrigeradas es muy diferente al de las carnes, o al de los lácteos. Por esta razón es importante conocer a fondo el producto que se piensa almacenar en frío, antes de adquirir un sistema en particular. 

Cuando se trata del almacenaje de productos en frío, se deben tener en mente tres principios fundamentales. El primero de ellos está asociado a la salubridad, con lo que busca que un producto esté limpio y lejos de cualquier foco de contagio. El segundo principio es mantener la temperatura requerida estable, para que el producto se preserve en buenas condiciones. Por último, se debe contar con una disposición especial de productos, de manera que el flujo de aire circule por todo el recinto de refrigeración. 

Muchos de los problemas, con el almacenaje en frío, se generan a causa del desconocimiento de la legislación y de las cualidades del producto a refrigerar o congelar. Por esta razón, cualquier persona o negocio, que requiera de soluciones para el almacenaje en frío, debe asesorarse con expertos que puedan dar la mejor solución. De esta forma, se puede contar con cámaras refrigeradas, camiones refrigerados y contenedores –también refrigerados-  que funcionan con energía eléctrica o combustibles como diesel o gasolina. Cualquier empresa que trabaje en el diseño, producción e instalación de estos sistemas de refrigeración, debe contar con los permisos legales, que son establecidos por las entidades de control. 

Por otro lado, existen temperaturas estándares para  almacenar productos en frío. En el caso de las carnes, se manejan condiciones de 2 a 3º C bajo cero. Los productos lácteos y la leche deben estar sometidos a temperaturas entre 5 y 10 ºC

Finalmente, cuando se cuenta con un sistema frigorífico se debe verificar que cumpla con la normatividad, relativa a la seguridad ambiental. Asimismo, se debe someter dicha unidad de enfriamiento a una limpieza periódica. También es importante que sólo personal calificado y autorizado ingrese al cuarto frío y que dicho personal almacene en forma adecuada los productos con los que se trabaja.   Estos productos deben estar libres de bacterias y en buenas condiciones. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres