Blogia
Refrigeracion En Alimentos

El Transporte En Frío

El Transporte En Frío

El transporte en frío es algo de todos los días, pero muchas personas no están al tanto de su  importancia. Hace no muchos años, para transportar productos perecederos, por largas distancias, se utilizaba hielo para evitar que se deterioraran durante el viaje. Hoy en día,  los avances en la tecnología del transporte refrigerado, en combinación con opciones más rápidas de envío de mercancías, han hecho posible transportar productos perecederos por largas distancias y sin comprometer su calidad.

Productos como la carne, el pescado, el chocolate, farmacéuticos y mucho otros; son fácilmente corruptibles y no pueden ser transportados sin que se afecte su integridad, a menos que se acuda a sistemas de transporte refrigerado. El uso del frío en vehículos es bastante amplio, con lo que es posible verlo en el transporte de medicinas, vacunas, alimentos y otros materiales biológicos.

De esta manera, el transporte de estos productos se hace en sistemas que permiten suministrarles la temperatura adecuada y mantenerla estable. Con este transporte se busca que los productos, que se lleven, estén siempre bajo refrigeración desde que salen del lugar donde han sido producidos, hasta llegar al consumidor. A esta aplicación continua de frío se le denomina cadena de frío. Esta cadena es un método de logística, en el que la temperatura de las mercancías es controlada en cada una de las fases del transporte incluyendo la carga, el embarco, la descarga y el almacenamiento.

El hielo seco hace posible transportar paquetes refrigerados, mientras sus contenidos se mantienen fríos, por ello este método se usó bastante en el pasado. No obstante, las nuevas tecnologías han eliminado muchas de las limitaciones que tenía el transporte con hielo seco.  Los paquetes que se transportaban con hielo seco requerían del cumplimiento de protocolos rígidos y debían ser marcados como productos peligrosos de clase 9 UN 1845. El hielo seco se sigue usando con mucha frecuencia, para el transporte de productos sensibles, pero con los métodos modernos no es necesaria la etiqueta de “producto peligroso”. 

Los geles refrigerantes, a base de agua, han venido a revolucionar el transporte en frío. Estos refrigerantes han sido creados para aportar una alternativa segura y no tóxica, para sustituir el hielo seco. La versatilidad de los paquetes que se transportan, hace de los geles un producto ideal para diversas aplicaciones;  desde complejas actividades de la cadena frío, hasta el transporte de chocolates con fines románticos.  Con muchos países, en todo el mundo, confiando cada día más en el transporte en frío, esta industria es una de las más promisorias en la actualidad.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres